EnoturismoGalicia
A RÚA

A RÚA

Valdeorras

Los historiadores dicen que Forum Cigurorum fue la población más antigua de Valdeorras. Era donde residían los primitivos pobladores de la comarca, los Cigurros o Egurros, y se situaba en donde  hoy está A Rúa, muy cerca del puente de la Cigarrosa. Que la villa ruesa tiene mucha  historia que contar lo evidencias los innumerables restos arqueológicos encontrados en diferentes zonas del ayuntamientos, así como la variedad de estilos arquitectónicos en iglesias y pazos. Pero quizá lo que más caracteriza a A Rúa en la actualidad es el Embalse de San Martiño, un verdadero paraíso natural en la que tienen cabida cientos de especies vegetales y animales. El embalse, en torno al que se reúne la oferta deportiva, recreativa y hasta lúdica de la villa, es uno de los mayores recursos turísticos del municipio, aunque sin olvidar sus otros muchos atractivos.   PONTE DA CIGARROSA  El puente de A Cigarrosa se sitúa entre A Rúa y Petín, sobre el río Sil. Su origen se remonta a la época romana, pero la construcción original se derrumbó casi por completo fue reconstruido en el siglo XVI, con reformas cien años después. Estos hechos han provocado que, hoy en día, se conserven pocos restos de su estructura original. De origen romano sólo quedan, en el segundo pilar, cinco hiladas de sillares de cerca de 2 metros de altura, mientras que en el cuarto pilar están los fundamentos romanos. Su perfil se levanta, imponente, sobre las aguas del Sil, recordando su pasado romano y la importancia que es esa época tuvieron los asentamientos ubicados donde ahora está A Rúa.   CASA GRANDE DE FONTEI   Es una de las Casas Grandes de mayor interés en A Rúa. Situada en Fontei, tiene el sabor de los pazos gallegos, con unas dimensiones de importancia y rodeada de un pequeño pero interesante jardín. El edificio actual no es el original, ya que hubo de ser reconstruido en 1809, tras un incendio que lo destruyó por completo. De titularidad privada, su interior no puede visitarse. Además de esta Casa Grande, hay otras en el municipio que también hacen recordar el pasado señorial de A Rúa. La mayor parte de ellas, con llamativos escudos en sus fachadas principales.   RUTAS TURÍSTICAS   Ruta Fontei - Miradoiro Barranco Louro - Vilela: Partiendo de la iglesia de Fontei, se toma el primer desvío y, tras cruzar una pasarela en la N-120, se sigue por la pista situada a la derecha. Una vez en el mirador, se recomienda echar un vistazo al paisaje, con el embalse y las montañas como elementos más impresionantes, y se sigue el camino hacia Fonte da Trabe, y desde allí se desciende casi por el mismo camino, pero en dirección a Vilela. Ruta A Rúa Vella - Somoza - A Reza: Esta ruta parte de la plaza de A Rúa Vella, cruza la N-120, sigue un camino hasta A Pala, y allí se toma un sendero para llegar a As Pinguelas, donde se encuentra una fuente de aguas exquisitas. La ruta retrocede por el mismo camino, girando a mano izquierda, para llegar a una zona conocida como A Coroa. Se continúa la carretera, para llegar a Somoza, y luego a San Julián, y el regreso es por Somoza, la capilla de San Roque, en A Rúa Vella, y A Reza, un área recreativa a orillas del Sil de gran belleza. Ruta A Rúa - Montefurado - A Rúa: En este caso la ruta parte del instituto de A Rúa, y toma la carretera en dirección a Roblido, tras pasar esta población, nos encontraremos con un cruce de caminos, cogeremos el del centro, y, más adelante el de la izquierda, para llegar a Alvaredos, una aldea situada en la vecina provincia de Lugo. Para llegar a Montefurado, cruzando esta población y coger la carretera comarcal. El regreso a A Rúa, se realizará por la carretera comarcal  

A Veiga

A Veiga

Valdeorras

A Veiga es el ayuntamiento de Ourense con mayor extensión. Es también el municipio en el que se encuentra el punto más alto de la comunidad. Se trata de Peña Trevinca que con sus 2.127 metros de altitud, domina un paisaje caracterizado por el blanco de la nieve en invierno, y la frondosa vegetación que invade, allá donde lo permite el agua de embalses y ríos, todos los rincones del término municipal en cuanto llega la primavera. Muy rico en especies vegetales y animales, A Veiga es el destino obligado para los amantes de la naturaleza virgen, de la tranquilidad y el sosiego, pero también de los que busquen historia, arte, tradición, o de los que quieran la belleza de las playas de arena en pleno interior de la provincia de Ourense. Este ayuntamiento atesora, entre otros reconocimientos, el Premio Bandera Verde, en la modalidad de mejor acción en la conservación de la biodiversidad, por su labor de divulgación del espacio natural de Peña Trevinca. La Red Etnográfica conservada en el municipio recibió el Premio Agader de embellecimiento del medio rural gallego, y está entre los seleccionados para su declaración como Municipio Etnográfico.   REDE ETNOGRÁFICA A Veiga es uno de los pocos ayuntamientos que ha  puesto en marcha un programa de rehabilitación y conservación de un número relevante de edificiaciones en las que hasta hace no muchos años se ejercían oficios tradicionales. La creación de esta red se ha convertido en uno de los mayores atractivos del municipio. Está integrada por tres molinos, dos telares, un horno comunal, un pajar y una forja, que se distribuyen en núcleos de poblaciones diferentes. En Vilaboa puede visitarse el Telar de Ermida. En Corzos, el Molino de los Carballos y la Forja del Pueblo. En Espiño, el Horno Comunal, mientras que el Telar de Camila está en Meixide, y el Molino y Puente de las Lastras se encuentran en Edreira. En el camino que une las poblaciones de Xares y Ponte está el Molino de Manuel de Benigno, y en Requeixo puede verse el Museo del Lino, situado en el Pajar del Jardín. Los propios vecinos hacen de guía para los visitantes.   CASTROS De la historia más remota de A Veiga dan fe tanto los castros como los restos celtas y prerrománicos descubiertos en el municipio. Las edificaciones más antiguas catalogadas en el término municipal son las llamadas "mámoas", construcciones de piedra de la época prehistórica. En la aldea de Meda pueden verse "A Pedra Má" y "As Pouliñas", y en Xares se encuentra "O Lombeiro da Peña Escrita". En la Casa dos Baqueiros, en Ponte, hay unos grabados que los expertos consideran de origen prerromano. En cuanto a los castros (antiguos recintos fortificados) son muchos los que pueden visitarse, aunque en dispar estado de conservación. Los más destacados son el que está situado en la población de Castromao; el de Corbaceiras, en el pueblo de Corzos; el de las Mourinalas, en Espiño; el de Lama Rednda, en Lamalonga; el de la Espenuca, en  Prada; y el Castro das Caborcas, en Requexo.   CÁNTARA DA MOURA.  En el río Corzos, cerca de la población del mismo nombre, hay una zona natural con varias cuevas de piedra, una gran vegetación y cascadas de agua en todo el entorno. En la Cántara da Moura, una de esas oquedades, el río ha formado una piscina natural, y el agua sale de nuevo al exterior, a traveés de una puerta en forma de cascada. El nombre de esta cueva hace referencia a una leyenda que cuenta la historia de una hermosa "moura" (un hada) que, al parecer, residía en ella. Un día, salió al exterior para sentarse en la margen del río, donde peinaba sus largos cabellos dorados con un peine de oro, mientras esperaba la llegada de las jóvenes de Corzos que cuidaban del ganado. Cuando las mujeres pasan a su lado, deja caer su peine. Dice la leyenda que, si la joven se para a recoger el peine, será recompensada con unas monedas de oro. Si no se detiene será castigada por la "moura", que la convertirá en una piedra como las muchas que hay en la zona. Se trata de un lugar con encanto y que desprende magia.   O ENCORO DE PRADA El aprovechamiento del embalse de Prada es uno de los elementos fundamentales del atractivo turístico del ayuntamiento de A Veiga. Todo el que visita el embalse se encuentra con tranquilas zonas de descanso bajo el abrigo de frondosos árboles, pero también playas de arena que invitan a disfrutar del sol y de los deportes fluviales. En el centro del embalse hay una isla, la de Preboubo. En los márgenes de los 11 kilómetros o 25 de perímetro de embalse están seis poblaciones, entre ellas A Veiga, además de Casdenodres, Castromarigo, Candeda, Meda, Prada, Corexido, Vilaboa y Santa Cristina. La isla de Preboubo es un espacio natural situado en el centro del embalse, con playas, grandes rocas y una vegetación que anima a la contemplación y el descanso. La playa fluvial de los Franceses es la  más importante de este municipio. Está situada en la margen izquierda del río Xares, a su paso por A Veiga, y es un lugar ideal tanto para disdrutar del agua y del sol, como para la práctica de diferentes deportes acuáticos. En la propia playa se dispone de una gran oferta de actividades para los visitantes: piragüismo, esquí, natación, motonáutica y pesca, y hasta alquiler de embarcaciones deportivas. La playa cuenta con duchas, aseos y servicios de socorrismo y vigilancia. El catamarán puesto en marcha por el Ayuntamiento de A Veiga tiene su salida en la Playa de los Franceses y realiza excursiones por el embalse durante los meses de verano. Entre otros lugares, se visita la Isla de Prada y se navega por encima de la aldea de Alberguería, que quedó cubierta por las aguas en los años 50, cuando se construyó el embalse. En la margen derecha, también en la localidad de A Veiga, puede recorrerse el paseo fluvial, en el que destaca el Bosque de las Esculturas y el Aula de Naturaleza.   RUTAS TURÍSTICAS Ruta da Cántara da Moura: Sale de A Veiga, en dirección a la localidad de Corzos, pasando por la Cántara da Moura, y siguiendo luego por la población de Castromao, para ver el castro y la iglesia. Ruta da Reserva de Caza Maior de Xares: Parte de Xares, población desde la que se llega a la Lagoa de Ocelo, con regreso a Xares. Durante la ruta, podrán verse muchos animales en libertad, entre ellos corzos, jabalíes, muflones y cabras montesas, además de diferentes aves y una flora muy diversa. Ruta de Pena Trevinca: Sale de Vilanova, desde donde se sigue hasta las minas de wolframio. Antes de llegar, se toma un camino a la izquierda, para llegar a Pico Maluro, y ascender a Peña Trevinca (2.127m). Para regresar, se puede seguir el curso del río Maluro, hasta llegar a Vilanova, o siguiendo el cauce del río Xares desde su nacimiento hasta la aldea de Ponte, para volver desde aquí hasta Vilanova. Ruta perimetral do Encoro:  Bordea el Embalse de Prada, pasando por las localidades de Casdenodres, Castro-marigo, Candeda, Meda, Prada, Corexido, Vilaboa, Santa Cristina y A Veiga. Impresionantes paisajes naturales. Es una ruta óptima para realizar en bicicleta. Sendeiro de Gran Percorrido: Recientemente se puso en funcionamiento un sendero de gran recorrido que bordea el macizo de Trevinca (incluido en la Red Natura 2000) y recorre zonas del parque natural del Lago de Sanabria. El sendero tiene una longitud total de unos 255 km distribuidos en diversos tramos. Discurre por tierras gallegas y zamoranas, por los municipios de A Veiga, Viana do Bolo, Petín, Carballeda de Valdeorras, Porto y Pías. Para su realización se aprovecharon, en la medida de lo posible, los caminos que antiguamente se empleaban para comunicar los pueblos entre sí o para conducir el ganado a pastos de montaña. Está señalizado con marcas, postes de seguimiento, indicadores y paneles informativos que se integran perfectamente en el medio. En el término de A Veiga transita por las antiguas minas de wolframio en Vilanova, las localidades de Ponte (una oya etnográfica), Xares, Baños y Corzos. Tíene derivación a la laguna glaciar de A Serpe.      

Carballeda de Valdeorras

Carballeda de Valdeorras

Valdeorras

En Carballeda se puede pasar de apenas 400 metros de altitud a los más de 2.000 que tienen algunos de los picos montañosos ubicados en el término municipal. Y también de los paisajes rivereños entorno al río Sil a los de alta montaña, con las cumbres más elevadas de Galicia. En Carballeda (el único ayuntamientos de la comarca cuyo nombre no es igual al de la cabecera municipal, Sobradelo) pueden verse lagos naturales y artificiales, bosques singulares como el Teixadal, el mejor más grande bosque de tejos de Europa, vaguadas con una vegetación exuberante y montañas casi permanentemente nevadas en invierno. Y, todo, con la singularidad que ofrecen las montañas excavadas para la extraccion de la pizarra. De las entrañas de Carballeda sale una gran parte de la pizarra que se vende en todo el mundo, generando una economía de la que depende en gran medida toda la comarca de Valdeorras. Las explotaciones a cielo abierto de este sector son una escuela perfecta para quienes quieran conocer, con un simple vistazo, los sistemas de extracción de este mineral.   O TEIXADAL O Teixadal en una joya natural enclavada en las proximidades del macizo de Peña Trevinca. Se trata de un bosque de tejos que, además de ser uno de los bosques más antiguos de Galicia, es también único de su especie en Europa. Está formado por algo más de 400 ejemplares de tejo, muchos de ellos centenarios y algunos con más de mil años de antigüedad. El origen del bosque se remonta a las masas de tejos que existieron en España en la era terciaria y que regeneraron espontáneamente en este lugar. Situado a una altitud de entre 1.300 y 1.700 metros, tiene una superficie de 2 hectáreas y, aunque su acceso es difícil y debe realizarse a pie en su último tramo (aproximadamente 45 minutos), merece la pena aprovechar una mañana de primavera para adentrarse en un bosque absolutamente singular. Se trata de un conjunto natural protegido. Además de tejos, también pueden encontrarse robles, acebos y avellanos. Relativamente cerca del Teixadal está otro bosque interesante, Foio Castaño, por su gran variedad de especies arbóreas.   FONTE DA COVA  Fonte d Cova es un paraje situado en la ladera de Peña Trevinca, en el que se han ubicado hasta ahora los únicos remontes para la prácctica del esquí en esta montaña. Son obra del Club Peña Trevinca, que inició sus actividades en este lugar hace muchos años. Este club tiene también un refugio en este punto, que sirve de lugar de reunión para los esquiadores y amantes de la alta montaña. Además de destino de nieve, Fonte da Cova es también paso obligado para todos aquiellos que quieran realizar alguna de las rutas puestas en marcha por este club en el entorno. Muy cerca del refugio, pero un poco más arriba, se encuentra un Centro de Desarrollo Turístico, propiedad del Ayuntamiento de Carballeda e inagurado en verano de 2007, donde se dispone de cafetería, restaurante y hotel, y en el que se organizan actividades de todo tipo para los visitantes. Para su construcción se ha respetado la tipología de las viviendas tradicionales, con la piedra, la madres y la pizarra como elementos esenciales, y un respeto absoluto del entorno.   ENCORO DE PUMARES  Si el Teixadal está a más de 1.500 metros, el entorno del Embalse de Pumares se encuentra a apenas 400 metros de altitud. Con una vegetación típicamente ribereña, en el embalse anidan diversas especies de patos. Apto para la pesca y la práctica de deportes náuticos, el embalse está llamado a convertirse de acuerdo con los planes municipales, en una zona deportiva y lúdica de gran relevancia enla comarca. En las proximidades del islote habrá un centro deportivo con escuelas para la práctica de deportes en el agua, especialmente la vela. También en el entorno de Pumares, pero ya en el río Sil, se recuerda cada año el pasado aurífero del río con la celebración de bateas organizadas por asociaciones que intentan recuperar esta tradición, antaño muy ligada a las costumbres de la zona.   MALECÓN DE SOBRADELO  En los márgenes del río Sil, en la capital municipal, Sobradelo, se ha creado un paseo o malecón, que ha permitido recuperar la ribera y crear un espacio lúdico para todos los vecinos y visitantes de la localidad. Las zonas verdes, con césped y árboles, se completan con un paseo urbanizado que pasa por debajo del Puente Nuevo. En este lugar, además, se celebran multitud de actvidades, entre ellas las fiestas de la Encarnación, las más importantes del municipio. En uno de los extremos del Malecón se encuentra la zona deportiva de Sobradelo, en al que se cuenta, entre otras instalaciones, con unas piscinas de dimensiones olímpicas, las más grandes de la comarca. Su situación privilegiada y sus características hacen que sean unas instalaciones muy utilizadas por los vecinos.   PONTE NOVA DE SOBRADELO También en Sobradelo se encuentra uno del los puentes más originales y monumentales de la zona. Compuesto por siete arcos de piedra roja del país, tiene un sitio relevante en la historia: en la Guerra de la Independencia contra los franceses, el Abad de Casaio, Juan Ramón Quiroga, al frente del ejército de voluntarios de Valdeorras, mandó derribar el arco principal para evitar el paso de las tropas enemigas al otro lado del Sil. Se había construido entre los siglos XVI y XVII, tras ese incidente, tardó bastante tiempo en repararse, pero finalmente se hizo a finales del siglo XIX. El puente divide la localidad de Sobradelo en dos y, pese al tránsito de vehículos que soporta de forma continua, está muy bien conservado, apoyado en la piedra viva que forma el cauce del río Sil.    DESCENSO DO SIL El Descenso del Sil es una prueba deportiva de piragüismo que tiene lugar a mediados de septiembre. Se trata de un certamen internacional, que reúne cada año a cientos de participantes. Uno de los mejores lugares para percibir todo el sabor de esta prueba es Sobradelo, ya que allí se da la salida a la competición, que termina en O Barco, unos kilómetros aguas abajo. Los piragüistas se agrupan para prepararse en el malecón y el entorno del puente, y luego van tomando la salida, de acuerdo con los tiempos establecidos por la organización. La prueba puedem además, seguirse en un tren que sale de la estación de Sobradelo y recorre la margen del río Sil hasta O Barco.   RUTAS TURÍSTICAS  El Club Peña Trevinca ha diseñado tres rutas que recorren diferentes puntos de la Sierra de Trevinca, en su vertiente de Carballeda. Todas ellas tienen el mismo punto de partida en la explanada de la Cabrita, con un tiempo de recorrido entre 4 y 6 horas. En todos los casos, se recomienda llegar en coche hasta el punto de partida, situado muy cerca del regugio de Fonte da Cova. Las rutas son las siguientes: Ruta de Peña Trevinca: Partiendo de la explanada de La Cabrita, se sube al alto del mismo nombre y, siguiendo la pista se llega al Alto de las Camperas, donde se toma un sendero a la derecha. Se pasa por el Portillo de Puertas, para descender al Valle del Tera. La ruta sigue remontando el Tera, y finaliza en la cumbre de Peña Trevinca, a 2.127 metros. El regreso puede realizarse siguiendo la misma ruta, o realizando una travesía por todos los picos (Trevinca, Peña Negra y Peña Surbia), lo que supondría hora y media más de trayecto. Ruta ao Picón: Desde el mismo punto de partida, la ruta discurre por el mismo trayecto que la anterior hasta el cruce en el valle del río. Allí hay un indicador y un sendero situado a la izquierda. Tras un tramo suave, se inicia la verdadera subida por la ladera, desde la Portilla de Morena Cavada, hasta la Peña Vidulante, a más de 2.000 metros de altitud. Tras un trayecto por campas, la ruta llega a la cima del Picón, a 2.079 metros de altitud y la vuelta se realiza por el mismo camino que el empleado para subir. Ruta ao Teixadal: Una vez en la explanada de la Cabrita, la ruta sigue hasta el alto del mismo nombre, donde hay un indicador, a la derecha, que marca el camino, un descenso pronunciado que lleva al Campo de Valborraz. Desde allí el camino va en zig-zag, hasta encontrar el antiguo acceso a las viejas minas de wolframio ubicadas en las cercanías. Se tuerce a la izquierda, y en unos 25 minutos se habrá llegado a la entrada del Teixadal. Se cruza el arroyo y se está de lleno en el bosque de tejos más importante de Europa. La vuelta se realiza por el mismo itinerario, pero cuesta arriba, lo que hace más difícil esta ruta.

Larouco

Larouco

Valdeorras

Larouco es municipio de río y valles, de escarpadas montañas cuyas lomas surcadas por profundas corrientes de agua marcan de forma inequívoca el paisaje, una de cuyas características son los bancales que invaden las laderas para una mejor explotación de viñedos y otros cultivos. El ayuntamiento está rodeado de tres ríos: el Sil, el Bibei y el Xares, que circundan su territorio e imprimen un sello especial a su paisaje, impresionante y sorprendente. La carretera que enlaza Larouco con las tierras de Trives serpentea entre las montañas, salvando los profundos valles y el cauce de Bibei con los característicos Codos de Larouco, verdadera seña de identidad del municipio, y puentes entre los que puede encontrarse alguna joya. Larouco, además, está plagado de enclaves que hacen rememorar su historia, con yacimientos prerromanos y huellas de la presencia de Roma en sus tierras. Se cree que el topónimo de Larouco es anterior a la romanización, y se refiere a una divinidad antigua. En esta población, dicen muchos autores, se acuñó una moneda visigótica, en la que puede leerse la inscripción "Laruclo", que sería la primera referencia escrita al municpio.   OS CODOS DE LAROUCO Pocas personas, cuando recorren la carretera que une Larouco con Pobra de Trives (C-536), pueden imaginar que ese sinuoso trazado respeta casi de forma exacta el de la vía que los romanos realizaron hace 2.000 años para unir la provincia de León con Portugal. Los codos nacen de la necesidad de salvar, a media ladera, las fuertes pendientes existentes en esta zona y los desniveles provocados por los ríos que atraviesan las altas y escarpadas montañas. Lo que fue y sigue siendo una vía de comunicación importante gracias a la arquitectura romana, ha creado un paisaje insólito y que merece la pena contemplar desde los muchos recodos que existen en los bordes de la carretera. Los codos pueden verse desde el alto da Ermida, situado a 560 metros, hasta la localidad de Mendoya, ya en el ayuntamiento de Pobra de Trives, situada a más de 600 metros de altitud. Entre esos dos puntos, se encuentra la parte más baja en el puente de Bibei, a 350 metros. Los "codos" abrazan las laderas de las montañas adaptándose a ellas, y el paisaje se completa con los originales cultivos de vides, que se sitúan en terrazas para facilitar el acceso.   CASTROS  Debido a su rica historia, en Larouco hay abundantes vestigios prerrománicos. Como más importantes, hay que mencionar los castros, fortificaciones de piedra que se situaban fundamentalmente en las partes más altas de las montañas. El Castro del Alto do Viso está muy cerca del Alto da Ermida, uno de los puntos más elevados del municipio, y desde el que se divisa un paisaje de una belleza espectacular. De este castro todavía pueden verse algunos indicios, aunque los muros están prácticamente destruidos. O Castrillón es otro ejemplo de esta arquitectura, del que apenas quedan restos, aunque sí unos profundos fosos cuyo origen no está muy claro, y muros semiderruidos realizados en su mayor parte en pizarra. Por último, enlas proximidades de la poblanción de Seadur está el Castro de Cabanales. Este asentamiento divide los municipios de Petín y Larouco, y es un excelente mirados hacia los ayuntamientos vecinos. Todavía se conservan restos de algunos muros, realizados con grandes bloques de granito.   DEPÓSITOS ROMANOS  En Larouco se encuentra una zona conocida como O Poulo, donde actualmente hay varias viviendas. Este barrio está situado a pocos metros de la calzada romana Via XVIII, que pasaba por este lugar, y se encuentra sobre un poblado de origen romano, del que han aparecido bloques de piedra que formaban parte de antiguas construcciones, así como restos de origen claramente romano. También Seoana está asentado sobre restos de un antiguo poblado romano, que salieron a la luz al realizar las nuevas construcciones. Cerámicas, trozos de tégulas y de piedras de molinos, entre otros vestigios, reafirman la existencia de ese yacimiento romano. Por último, también se han encontrado vestigios en O Pombal, en Freixido de Arriba. En este caso se han localizado restos de antiguas edificaciones, cerámicas y hasta pequeñas estatuas.   A PONTE DE BIBEI  Este puente forma parte de la Vía Romana XVIII, que unía Braga y Astorga y se construyó en su momento para poder cruzar el río Bibei, entre las poblaciones de Larouco y Mendoza. Tiene una longitud de 75 metros, y su altura alcanza los 22 en su parte más alta. Los pilares que sujetan las tres arcadas están apoyadas sobre la roca natural del propio cauce del río. Realizado en granito, se ha datado en tiempos del emperador Trajano. Hoy en día sigue muy bien conservado, a pesar de que ha soportado durante muchos siglos el tránsito de todo tipo de vehículos. Es uno de los pocos puentes de factura totalmente romana que pueden verse en la zona. En las proximidades del puente se encuentra un miliario, que se calcula fue realizado en torno al año 80 d.C. Tiene algo más de dos metros de altura, con forma cilíndrica y cerca de 50 centímetros de diámetro. El milario debía de estar situado, según las investigaciones de los expertos, en la milla 121 de la Vía XVIII, y hoy puede verse en las proximidades del Puente Bibei.   ÁREA RECREATIVA DE LAROUCO  Recientemente, el Ayuntamiento de Larouco habilitó en la margen del río una zona lúdico-deportiva en la que se cuenta con muchos servicios para que toda la familia pueda disfrutar del aire libre y la naturaleza. Además del río, en este municipio se cuenta con unas modernas piscinas, además de canchas de tenis en pista cubierta y otras instalaciones que todos pueden utilizar. Se trata de una zona especialmente recomendable en verano, para todas las edades.   

Peña Trevinca

Peña Trevinca

Valdeorras

Peña Trevinca, la montaña más alta de Galicia en la red natura 2000. Es la cumbre más alta de Galicia. Situada a 2.127 metros, esta rodeada de otras montañas que forman un macizo denominado Macizo de Trevinca, como Peña Negra (2.119) y Peña Surbia (2.095). La zona está incluida en la Red Natura 2.000 y es Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), además de zona de especial protección para las aves (ZEPA). El territorio protegido abarca una amplia zona de casi 25.000 hectáreas situada en los límites provinciales de Ourense con León y Zamora. La mayor parte se encuentra en el municipio de A Veiga y en el de Carballeda de Valdeorras. El origen del nombre de Trevinca se ha debatido largamente por historiadores, con varias posibilidades. Por un lado podría provenir del nombre de una flor silvestre muy habitual en esta zona: se trata de la Vinca Minor, cuyo nombre vulgar es "Pervinca". Esta especie es muy abundante en Trevinca, florece en primavera, es de color azul y tiene cuatro pétalos. Otras fuentes aluden a otras posibilidades por cuanto el "Tre" inicial podría derivarse de las tres provincias que la montaña separa, e incluso a los tres ríos que nacen en sus cumbres. La sierra apenas está explotada turísticamente, salvo en lo que se refiere a rutas de senderismo que son utilizadas habitualmente por los amantes de la montaña. En las laderas del municipio de Carballeda se han instalado algunos remosntes para la práctica de esquí, y existe un refugio de montaña del Club Peña Trevinca. También en la cara de A Veiga hay refugio de la Federación Gallega de Montaña. Está en la localidad de Ponte. El Macizo de Trevinca tiene un clima excepcionalmente duro, con fuertes nevadas en invierno, que a veces se prolonga en las cumbres hasta bien entrada la primavera. Los altos nevados nutren arroyos, afluentes y ríos situados en todas las vertientes de la sierra, como el Xil, Xares o Bibei. En las cumbres hay varias lagunas, de aguas transparentes y extremadamente frías durante todo el año. Entre esos lagos naturales de la sierra están el de la Baña, y las lagunas de Ocelo y de A Serpe. Pero si algo distingue el lugar es el delicado equilibrio natural de todo el entorno, en el que hay una gran diversidad bioclimática, debido fundamentalmente al desnivel existente entre las cotas más bajas y las que están más elevadas. En esta sierra conviven especies de flora y fauna muy escasas en otras zonas de Galicia, y se conservan hábitat unicos: uceiras, prados ibéricos, desprendimientos mediterráneos occidentales y termófilos, pendientes rocosas silíceas, bosques aluviales, de robles castaños, acebos y tejos. Hay una gran abundancia de líquenes en los troncos de los robles, lo que da idea de la pureza del aire. Además de la Vinca Minor, la flor ligada al origen del nombre de Trevinca, también hay otra planta, la genciana, que está siendo protegida: su raíz era utilizada desde tiempo atrás como medicina, y contiene la sustancia más amrga conocida hasta ahora: la amargogencian. El ayuntamiento de A Veiga, además de estas dos especies, también cita a otra como sus joyas más preciadas en esta materia: la planta carnívora "drosera rotundifolia", que se encuentra en cierta abundancia enlas zonas de los pastizales con turberas existentes en la vertiente veiguesa de la alta montaña. En cuanto a la fauna, se han contabilizado aproximadamente 165 especies de vertebrados en todo el territorio. De ellas, 100 corresponden a aves, otras 36 a mamíferos, 12 a anfibios, 13 a reptiles y 4 a peces. El águila real, el buitre leonado y el halcón peregrino son algunas de las especies existentes en el entorno. También viven en esta sierra lobos y perdices, ambas especies en vías de extinción, el lagarto "schereiberi", endémico en las zarzas, y una mariposa llamada "Aricia morronensis ribbe" que es endémica de montaña. También hay zorros, martas, jabalíes y corzos. Las escasas poblaciones situadas cerca de los puntos más altos de la sierra conservan la arquitectura popular típica de la zona, con la piedra, la madera y la pizarra como protagonistas.     GR PEÑA TREVINCA Los GR son recorridos a pie, de gran longitud, debidamente señalizados para facilitar el camino a los visitantes. En el caso del de Peña Trevinca, la señalizacización aún no se ha completado, pero si está realizada en gran parte. Al finalizar todo el trabajo, se contará con una ruta de cerca de 200  kilómetros. Se trata de un camino circular que recorrería territorios de varios ayuntamientos de Ourense y Zamora: A Veiga, Carballeda, Viana y Petín, en Galicia, y Porto y Pías, en Castilla-León. Además, también están previstos varios senderos de pequeño recorrido (PR). El GR partiría de cualquiera de los puntos previstos, y se realizaría en la dirección que cada caminate quisiera. Pero, por ejemplo, saliendo de Ponte, en Zamora, pasaría por Vilanova, Ricosende, Soutdoiro, la Ermita de San Gil, minas de Valborraz, Vega de Conde, Embalse de Puente Porto, Pías, Sever, Cepedelo, Penouta, Corzos, Baños y Xares. Es una ruta de una dificultad alta, tanto por su longitud como por la ascensión que es preciso realizar, ya que Trevinca está a 2.127 metros y muchos de los montes circundantes, a más de 2.000. Además, el desnivel llega a ser 1.700 metros (dependiendo donde se inicie la ruta), y las dificultades pueden ser mayores en función de la climatología. En invierno, sólo puede ser realizada por montañeros experimentados. Este sendero permite conocer muchas de las lagunas de origen glaciar que existen en el macizo, así como aldeas de alta montaña que siguen conservando el sabor de antaño. Los refugios existentes en la ruta garantizan protección y abrigo a los senderistas.  

ENOTURISMO CON NIÑOS EN LA RIBEIRA SACRA

ENOTURISMO CON NIÑOS EN LA RIBEIRA SACRA

¿Quien dijo que no se puede hacer Enoturismo con niños?

Desde 35 € por persona
CATA DE VINOS

CATA DE VINOS

Se realizan Catas de diferentes niveles en Alojamientos Rurales, Casas particulares..... Tu eliges el sitio y de todo lo demás nos ocupamos nosotros.

Desde 38 € por persona
VINOTEANDO

VINOTEANDO

¿Quieres conocer diferentes bodegas en dos Denominaciones de Origen?

Desde 10 € por persona

Sumérgete EnoturismoGalicia - Quiénes Somos - Cómo Comprar - Publicítate en la web - Club de enoturismo - Aviso Legal

Todos los derechos reservados © 2018 — — Calle Real 131. Bajo — 27320 Quiroga. Lugo — 676 101 649
Diseño y programación de páginas web